giovedì, settembre 18, 2014

Cefalea # 23

El rosario de las renuncias marca hoy la letanía de los misterios dolorosos. La textura del aire y la incandescencia del cielo blanco ya anunciaban la tragedia, preparando al cuerpo para sus avatares. No se salvó ni el ritual de los alimentos. La rigidez habitual de la mandíbula puso mayor resistencia a la absorción de la vida, entre triste y molesta por el resultado del temporal. La contracción de las meninges no hace sino martillar la sensación de un día que amaneció con el signo menos puesto entre las cejas. Cuando pase, habrá un instante de paz y volverán a sonar los gloriosos cantos seráficos.

Cumpleaños

En el filo de la lanza del tiempo
aún aferrada a los miedos virulentos
-a la soledad, al recuerdo-
preparo el paso y el franqueamiento.
Una nueva vuelta solar
trae consigo las preguntas insolubles
que forjan el carácter y desnudan el ser.
En el fondo del espejo
pozo de aguas turbias, despiadadas,
aguarda la verdad más aterradora.
Cada año luchamos con la tentación de eludirla para siempre.

sabato, settembre 06, 2014

Cefalea #21

El mar anuncia mi partida
Meciéndome hasta la náusea,
Anticipando la huida
Obligándome a la batalla.
No es para menos.
En el horizonte un nudo eólico augura el enigma,
Aterrando al cúmulo de cuerpos cobardes que miran
Aferrados a la distancia.
No puedo resistir aquellos cantos de sirena
Ni rechazar la asignación ciega del futuro;
Aún cuando un acceso temerario me inflame
Me quema la llaga de la ausencia.
Sabiéndome  perdida,
Impedida para recordar,
Recojo a tientas las cuentas de mis ojos
Y a título de cefalea inscribo la cifra de mi angustia.
A lo lejos el mar me llama.